Este mes en la historia del Holocausto

Este mes en la historia del Holocausto

Sucesos ocurridos este mes durante el Holocausto

Proyectos

Proyectos

Conoce nuestros proyectos

Registro de Víctimas

Registro de Víctimas

Consulta la Base central de Víctimas del Holocausto

Educación

Educación

Esfuerzo educativo permanente

Yad Vashem Jerusalem

Yad Vashem Jerusalem

Conoce nuestra sede en Jerusalem

Testimonios

Testimonios

Visualiza testimonios de sobrevivientes

El Holocausto

El Holocausto

Amplía tus conocimientos en este tema.

Artículos

MANTENER LA DIGNIDAD ANTE LO INELUDIBLE DE LA MUERTE 
24 de Enero de 2017 
 

Ante la historia de millones de muertes ocurridas durante el Holocausto, se podría suponer que todo sucedió ante la impasividad de los judíos. Sin embargo, a lo largo de todos esos años, se dieron incontables muestras de heroísmo de parte de los judíos, negándose a morir sin mostrar resistencia. Muy pocos lograban escapar, la mayoría no lo consiguieron y cayeron bajo las armas de los alemanes.


Entre 1941 y 1943, se desarrollaron movimientos colectivos de resistencia en cerca de 100 guetos bajo la ocupación nazi, especialmente en Polonia, Lituania, Bielorrusia y Ucrania. Su objetivo, escapar para unirse a las células clandestinas de partisanos que luchaban contra los alemanes.

Los judíos sabían que los levantamientos no detendrían a los alemanes y que solamente un puñado de ellos lograría huir. Aun así, muchos decidieron resistir consiguiendo de contrabando unas pocas armas. Los habitantes de los guetos de Vilna, Mir, Lachva, Kremenets, Czestochowa, Nesvizh, Sosnowiec, Tarnow y otros más intentaron resistir cuando los alemanes comenzaron a deportar a sus poblaciones. En Bialystok, el movimiento clandestino organizó un levantamiento justo antes de la destrucción final del gueto, en septiembre de 1943. La mayoría de sus combatientes, principalmente jóvenes y mujeres, murió durante el combate.

El levantamiento del gueto de Varsovia en la primavera de 1943 fue quizás la mayor sublevación. Cientos de judíos lucharon contra los alemanes en las calles del gueto y escondidos tras las ventanas de los edificios. Ellos se negaban a obedecer las órdenes de presentarse en un punto determinado del gueto para su deportación. Al final, los nazis incendiaron el gueto hasta sus cimientos para obligarlos a salir. Los habitantes del gueto lucharon hasta el final, a pesar de saber que caerían inevitablemente.

En condiciones más adversas, prisioneros en campos nazis intentaron iniciar una resistencia. Se lograron algunos escapes exitosos, como en el campo de trabajo de la calle Lipowa en Lublin.

En Treblinka alrededor de mil prisioneros participaron en una sublevación, el 2 de agosto de 1943; los judíos empuñaron las armas que pudieron encontrar, picos, hachas y algunas armas de fuego robadas, e intentaron incendiar el campo. Alrededor de 200 pudieron escapar para dirigirse a los bosques donde los partisanos se reunían, los que no lo lograron fueron asesinados.

El 14 de octubre de 1943, prisioneros de Sobibor asesinaron a once guardias de las SS y auxiliares de la policía e incendiaron el campo. Alrededor de 300 prisioneros escaparon al abrirse paso entre el alambre de púas y el campo minado que rodeaba el lugar. Capturaron a cerca de 100  y los fusilaron.

Prisioneros consignados al Crematorio IV en Auschwitz-Birkenau se rebelaron al enterarse de su destino, en octubre de 1944. Los alemanes doblegaron la sublevación y asesinaron a casi todos los prisioneros implicados en la rebelión.

Otros levantamientos ocurrieron en los campos Kruszyna (1942), Minsk-Mazowiecki (1943) y Janowska (1943). A pesar de que se los superaba en cantidad y en potencia de fuego, algunos judíos en guetos y campos opusieron resistencia a los alemanes con la fuerza. El espíritu de estos esfuerzos trasciende las historias del genocidio perpetrado por los nazis a millones de judíos.

Fuente: United States Holocaust Museum

 

Regresar